Skip to content

“Operación Milagro”

diciembre 19, 2010

Pues si nuestro propio País se queja, pero no se acuerda o atiende a sus propios pacientes pobres, ¡que bueno! otros vengan a atenderlos. ¿Qué les dejan ideología? A una persona con problemas de la vista o a cualquier enfermo le valdría gorro eso.
Se ve mal y tonto que México se queje si a un mexicano le devuelven la vista.

Ahora bien, si tanta preocupación les causa, ¿porqué mejor no hace el gobierno de México una “Operación Consumo”? Aumentar los sueldos – sin aumentar insumos básicos como electricidad y gasolina- para incentivar la compra de bienes que a su vez mantengan y creen nuevos empleos?

Urgen empleos bien remunerados.

 

Incomoda a México Operación Milagro.- EU

Los servicios de inteligencia buscaron relación entre Venezuela y los grupos más radicales de México, según los documentos diplomáticos

Luis Méndez / Corresponsal

Madrid, España (18 diciembre 2010).- El Gobierno de Venezuela, con la ayuda de médicos cubanos, puso en marcha a finales de 2005 un proyecto llamado Misión Milagro, que consistía en recoger por toda América Latina a personas de bajos recursos con problemas oculares, llevarlas en avión a Caracas y operarlas allí.

El problema, según se deduce de un telegrama elaborado por la Embajada de Estados Unidos en México y difundido por WikiLeaks, es que los pacientes regresaban a sus países de origen con un cierto sesgo bolivariano en la mirada.

“Un informe de seguridad sensible sugiere que el Gobierno de México estaba preocupado porque los pacientes de la Misión Milagro recibían sesiones informativas pro-Venezuela y anti-EU como parte de su estancia”, se lee en el cable.

Según recogen los diplomáticos norteamericanos, el Centro Nacional de Inteligencia de México (CISEN) tenía identificados a finales de 2008 a unos 500 activistas bolivarianos de nacionalidad mexicana.

El cable también deja ver la preocupación de EU por el interés de Hugo Chávez en difundir la ideología bolivariana por toda la región.

La Misión Milagro, sostenida por dinero del petróleo y la alta preparación de los médicos cubanos, es un eslabón más en una estrategia sostenida.

Según datos del Gobierno de Venezuela, ya se han practicado más de un millón de cirugías oftalmológicas en Caracas, de las que más de 330 mil estuvieron dirigidas a pacientes internacionales.

Entre los países más favorecidos se encuentran Ecuador, Nicaragua, El Salvador y Honduras. Aunque los mexicanos pobres -más de 40 por ciento de una población de 100 millones de habitantes- no son los destinatarios principales de la ayuda venezolana, sí parece existir la preocupación compartida de Estados Unidos y México por tener controlado el fenómeno.

Los diplomáticos estadounidenses se entrevistaron con altos cargos del Gobierno mexicano, con personal de la Embajada de Colombia en México y hasta con alumnos de la Universidad Nacional Autónoma (UNAM).

El informe, de cuatro folios, hace también eco de una información aparecida en la prensa local, según la cual la secretaría de Exteriores tenía previsto endurecer el tratamiento a los vuelos de la Misión Milagro procedentes de Caracas.

“Quería que los vuelos se registraran como líneas aéreas comerciales y pasar a través de medidas de seguridad adecuadas al aterrizar en México en lugar de entrar con ‘permisos extraordinarios’ como había estado ocurriendo”.

Los diplomáticos se entrevistaron con Rafael Bernal Cuevas, en ese entonces subsecretario para Sudamérica de la Secretaría de Exteriores mexicana.

“Bernal hizo una discreta referencia a la preocupación de México sobre el componente ideológico del programa, y dijo que cuando menos los pacientes estaban volviendo a México con el mensaje de que el Gobierno de Venezuela les proporcionaba un servicio que su propio Gobierno no quería o no podía”.

Preocupación por lazos ideológicos

“El Ministro Consejero Jaime Acosta y la Oficial de Asuntos Políticos Paola Holguín de la Embajada de Colombia en México dijeron al consejero político que Venezuela tiene una presencia considerable en México, apuntando que un número de legisladores (que no nombraron) apoyan abiertamente a Chávez”.

El informe de seguridad indica que los funcionarios venezolanos también tienen contacto regular con miembros del PRD, específicamente Ruth Zavaleta y miembros de la Facción Nueva Izquierda, el Partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido de los Trabajadores (PT).

Sin embargo, el telegrama también consigna que el líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, candidato del PRD a las elecciones presidenciales de 2006, se mantiene a distancia de los intereses venezolanos para no resultar perjudicado en sus ambiciones políticas.

Los servicios de inteligencia mexicanos, continúa el telegrama, “están buscando una relación estrecha entre Venezuela y los grupos más radicales y violentos de México”.

“El Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional) todavía tiene que descubrir vínculos concretos entre el EPR (Ejército Popular Revolucionario) y Venezuela pero sigue investigando dada la afinidad ideológica entre ellos (…). Como ha hecho en todo el hemisferio, Venezuela busca atraer a los mexicanos a través de los grupos empobrecidos (…)”.

El Cisen informó de que la Embajada de Venezuela en México está proporcionando pequeñas donaciones a las organizaciones pro-bolivarianas, sobre todo para gastos de funcionamiento como vehículos y propaganda. “

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: