Skip to content

La Tercera Guerra – Connect the dots

febrero 22, 2011

Este es otro post añejado desde el 9 de febrero del 2011 que no había tenido oportunidad de terminar.

Conectando los puntos ...

Nuestra suerte echada hace años. Así se siente todo esto.
Y hoy que casi todos los pedazos del rompecabezas hacer click, ¿cómo se mantiene uno seguro y en el mundo de los vivos? Y además, como pregunta Adelita Revolucionaria, ¿qué oportunidades económicas hay para los que aguantemos?

Y si, ya se es un post kilométrico, pero, sino transcribo aqui los artículos, luego los quiere uno  buscar y releer y sale un “404 page not found”.

o-o-o-o-o-o

Perdimos nuestra neutralidad militar el 19 de abril del 2007. En la Cámara de Diputados, los PANistas aprobaron la derogación. ¿Quiénes eran presidentes? Felipe Calderón PANista y George W.Bush.

“… México y Pakistán son dos naciones que el Departamento de Defensa de Estados Unidos considera como susceptibles de presentar conflictos súbitos que hagan necesaria la intervención de tropas estadounidenses…” – informe Joint Operating Environment 2008, hecho por el Comando Conjunto de las Fuerzas de Estados Unidos (USJFCOM).

“El saliente jefe de la CIA, general retirado Michael Hayden, sostuvo que la violencia en México, especialmente la generada por los cárteles del narcotráfico, es de tal naturaleza que el nuevo presidente Barack Obama tendrá en ese país e Irán los “principales retos” de su política exterior, incluso más que Irak…” – “La CIA equipara a México con Iran”, El Universal, domingo 18 de enero del 2009.”

Obama, aun antes de tomar protesta como presidente de Estados Unidos, dijo que invadir Pakistán estaría en la lista por cuestiones de “seguridad nacional”.  Aun no la invaden, pero esta totalmente desestabilizada. Cualquier parecido con nuestro México de seguro es mera coincidencia.

Obama nombro a Carlos Pascual, experto en estados fallidos, como embajador de México el 5 de junio del 2009.

En el pasado inmediato, la Secretaria de Estado Hillary Clinton dijo en septiembre 2010 que las actividades de los carteles de la droga en México eran semejantes a una insurgencia.

Ricky Perro, el gobernador de Texas, dice en noviembre 2010 que Estados Unidos debería de estar abierto a la idea de enviar tropas a México para ayudar y garantizar su propia seguridad nacional.

Ahora la nota del Subsecretario del Ejército de Estados Unidos, Joseph W. Westphal que de nuevo habla de insurgencia y de que se considere “ayudar” a México.

“Perciben en EU que narco podría gobernar

Confían en no llegar a una situación en que EU deba enviar soldados armados a la frontera

Washington DC, Estados Unidos (8 febrero 2011).- Los cárteles del narcotráfico en México representan un tipo de insurgencia con el potencial de tomar el control del Gobierno del País, consideró el Subsecretario del Ejército de Estados Unidos, Joseph W. Westphal. (la palabra “insurgencia ya se la hemos oido a Hillary Clinton)

Durante una charla en el Hinckley Institute of Politics de la Universidad de Utah en Salt Lake City, el funcionario manifestó su preocupación por la situación de violencia en México.

“Como todos ustedes saben existe un tipo de insurgencia en México con los cárteles de la droga en México que está justo en nuestra frontera”, dijo, según un audio de la charla.

“Esto es quizá más una opinión personal, pero que ciertamente he compartido con gente en la Casa Blanca y en otros lugares: esto no se trata sólo de drogas e inmigrantes ilegales, esto se trata potencialmente de la toma de un Gobierno por parte de individuos que son corruptos y que tienen una agenda distinta, y esto sería de nuevo, justo en nuestra frontera”. (Sr. Westphal, el enorme poder económico del narco corrompe gobiernos internacionalmente. Además, para que se calme, recuerde que sólo tiene la obligación de preocuparse por lo que pasa dentro de su frontera. Ayude deteniendo el flujo de armas y municiones a nustro País.)

Según Westphal, su intención es no llegar a una situación en que Estados Unidos deba enviar soldados armados a la frontera, o incluso cruzar hacia México (nah-ah! Hands off Mexico!), por lo que llamó a impulsar la cooperación con los militares mexicanos y otras autoridades civiles.

“Y México es un país rico y un país importante y entonces pienso que tenemos que poner mucha más atención a lo que está ocurriendo ahí”, comentó.

“Porque lo que yo no quiero es alguna vez estar en una situación en la que tengamos que enviar soldados estadounidenses, y no sólo de la Guardia (Nacional) y reservistas sin balas en las cámaras (de sus armas) (…) sino una en la que tenga que enviar soldados en activo, o Guardia (Nacional) y reservistas armados y peleando una insurgencia en nuestra frontera, en violación de nuestra Constitución o que tengamos que enviarlos a través de la frontera”.

Las palabras del funcionario del Ejército de EU fueron difundidas originalmente por los diarios locales Deseret News y Salt Lake Tribune en su edición de este martes, pero el audio del foro está disponible en la radio pública de la Universidad de Utah.” – “Perciben en EU que narco podría gobernar”, por José Díaz Briseño / Corresponsal, seccion Nacional, El Norte en línea, 8 de febrero del 2011.

 

Y luego el editorial de hoy en El Norte en línea:

“‘La Tercera Guerra’
por El Abogado del Pueblo

Así le llaman ya los vecinos al combate contra los cárteles de la droga en México, “La Tercera Guerra” norteamericana (Iraq, Afganistán y… México), con lo cual queda demostrado que ya, ahora sí, comienzan a preocuparse en serio los vecinos con los altísimos niveles de violencia que padecemos y que amenazan la seguridad de su propio país.

Otra comprobación de que el zapato ya cayó son las palabras pronunciadas el lunes por el Subsecretario de la Armada estadounidense, el doctor en Ciencias Políticas Joseph Westphal, en el Instituto Hinckley de Política de la Universidad de Utah (fundado en 1965).

Antes de retractarse, ya que regresó a Washington, el funcionario había dicho: “México es un país rico y es un país importante, entonces, pienso que tenemos que poner mucha más atención a lo que está ocurriendo ahí”.

¿Y qué es lo que ocurre en México, según el alto funcionario estadounidense?

“Como todos ustedes saben, existe un tipo de insurgencia en México con los cárteles de la droga justo en nuestra frontera. Esto es quizás una opinión personal, pero que ciertamente he compartido con personas en la Casa Blanca y en otros lugares: esto no se trata sólo de drogas e inmigrantes ilegales, esto se trata potencialmente de la TOMA DE UN GOBIERNO (énfasis nuestro) por parte de individuos que tienen una agenda distinta (el tráfico de drogas y otras actividades ilegales).

“Lo que yo no quiero”, agregó el funcionario en el evento, “es estar alguna vez en una situación en la que tengamos que enviar soldados a pelear contra una insurgencia en nuestra frontera”.

La advertencia lanzada el lunes por el Subsecretario de la Armada es nada ambigua: o Estados Unidos se pone las pilas para ayudar a México a vencer la inseguridad, la violencia y la impunidad que se ha apoderado de nosotros, o al rato van a estar ellos en la misma situación en la que estamos nosotros hoy.

Hizo bien, pues, el funcionario al conminar a su audiencia a que ponga atención a lo que pasa en nuestro país, como, entre otras cosas, la AUSENCIA total de fuerza pública en numerosos poblados fronterizos.

Si bien México entero no es -aún- un Estado fallido, indiscutiblemente que hay ciudades fallidas dentro de nuestra nación, y éstas son cada vez más en lugar de menos.

El asesinato artero a mansalva, premeditado y cobarde de dos estudiantes adolescentes estadounidenses -y uno mexicano del Tec- en Ciudad Juárez el fin de semana no sólo levantó encabezados en los principales medios de aquel país, sino que prendió las alarmas, dadas las circunstancias.

No se trató de una ejecución entre bandas rivales, sino de la masacre de niños inocentes.

Los jóvenes se encontraban de visita en Juárez, curioseaban en una agencia de automóviles viendo coches, cuando una lluvia de más de SESENTA balas les cayó encima ultimándolos a ellos y al estudiante mexicano.

Este acto insensato pinta los niveles brutales que ha alcanzado ya la violencia en nuestro país, imparable, inmutable y escalante.

Por ello decíamos que México no será aún un Estado fallido, pero ciudades mexicanas como Juárez y otras son ciudades fallidas en las que no reina el imperio de la ley, en las que campean la impunidad y la violencia barbárica y representan el colapso de las instituciones que imparten justicia.

Tristemente hay regiones enteras de nuestro país que se han colapsado, sobre todo en las zonas rurales fronterizas. En este sentido, en la lucha que ha emprendido el Gobierno de Felipe Calderón contra los grupos delictivos ha perdido territorio.

Y sí, ha tenido cierto éxito en la captura de algunos capos, pero esto no se ha traducido en una disminución de la violencia ni ha aminorado la influencia de estos grupos delictivos sobre comunidades completas, a las cuales aterrorizan y controlan a su antojo.

Parece que los avances no se logran consolidar: ya toma nuestro Ejército o la Marina control de alguna zona, cuando otra se descompone de inmediato.

Guadalajara es un ejemplo: hace no más de un año era pacífica, hoy padece bloqueos y enfrentamientos sangrientos.

Tienen razón, pues, los vecinos en preocuparse, y en este sentido hacemos votos para que esta preocupación se traduzca pronto en un incremento PALPABLE en el apoyo material y humano que el Gobierno estadounidense le brinda al Gobierno de México.

El hecho de que al parecer ya les haya caído el veinte es, en este sentido, una señal positiva. fricase@elnorte.com”

 

Una guerra con muchos frentes es muy difícil de ganar. Cuando ya se toma el control de un pueblo o ciudad por parte de los militares, otros pueblos o ciudades se empiezan a calentar. Se mata o aprehende a un líder narco y brotan 3 más aun más sanguinarias que los anteriores.

Narcos vs Narcos. Narcos vs Estado. Narcos-wannabes y criminales comunes vs Ciudadano.

 Los carteles “clásicos”, los que todos conocíamos por nombre, se atomizan y grupos nuevos saltan a escena. Sobran personas que engrosen sus filas; hay 50 millones de pobres.

Y esos pobres, sino se unen a un cartel, de seguro se les va a ocurrir andar en pqueños grupos armados robando lo que se les antoje, nada mas porque se saben impunes y han estado por años deseando cosas materiales. ¿O la promesa católica de una vida eterna si son buenos los calma?

Si, ya empiezo ahora si a ver el patrón de una guerra civil. Cada estado o región del País con un cártel guerreando por las mejores rutas.

Para leer más:
“The Third War on Terror”, por Russ Vaughn, American Thinker, diciembre 08, 2010.

o-o-o-o-o-o-o-o

Nuestra suerte estaba echada y nuestras autoridades parecen no querer hacer mucho …

Para el 2012, año de elecciones, la violencia e inestabilidad van a estar peor. Así les conviene.

¿Y luego que sigue?  Históricamente cualquier país perdedor en una guerra (aunque nos la disfracen de ayuda para combatir a “los narcoterroristas” o “la narco-insurgencia”) tiene que resarcir las perdidas.
¿Recuerdan que decían los WikiLeaks le interesaba a Estados Unidos  en el norte de nuestro País? Eran unas presas de agua dulce en el noreste del País …. ¿que no esta casualmente en esa área la Cuenca de Burgos?

o-o-o-o-o-o-o-o

Los Narcos de cualquier cártel son los del dinero y enorme cantidad de armas y municiones, ¿son nacionalistas? En caso de intervención gringa a nuestra País, ¿defenderían a México?

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: