Skip to content

“Terror en el Casino Royale de Monterrey” – Excelsior

agosto 26, 2011

Artículo periodístico que hay que guardar. Vienen muchos nombres que luego los diarios locales no mencionan.

Puertas de emergencia selladas. Una puerta de emergencia de decorado…
¿Tendrían tapetes espciales que retardan el fuego? ¿Tendrían aspersores?

“Terror en el Casino Royale de Monterrey. Los Zetas, detrás del atentado más grave contra civiles

Al no pagar la extorsión de 130 mil pesos semanales, un comando de sicarios cumplió su amenaza y prendió fuego a las instalaciones del Casino. En esos momentos había alrededor de cien personas. Los criminales emplearon dos minutos con 30 segundos para llevar a cabo el atentado, revelan autoridades

Aurora Vega, Excelsior, 26 de agosto del 2011.

MONTERREY, 26 de agosto.— Un comando, presuntamente del grupo delictivo de Los Zetas, roció gasolina en el interior del Casino Royale de Monterrey y provocó un incendio que dejó 61 personas muertas.

Investigaciones precisan que entre 13 y 16 delincuentes llegaron armados en al menos cuatro vehículos. Ocho de los sicarios entraron a las instalaciones del Casino Royale, de la colonia San Jerónimo. El resto de ellos resguardó la entrada.
De acuerdo con información proporcionada por funcionarios del gobierno de Nuevo León, el administrador del negocio dijo que el grupo delictivo exigía un pago semanal de 130 mil pesos para poder operar.

Versiones de testigos sostienen que en el lugar había alrededor de 100 personas, entre trabajadores y clientes del casino.

Labores de rescate
En los trabajos de rescate se empleó maquinaria pesada para derribar los muros posteriores. Otras personas salieron del inmueble por medio de cuerdas, por la parte trasera del casino.

Por la noche se había identificado a 35 mujeres y 10 hombres entre las víctimas; de ocho más no se ha determinado el sexo. Se estima que al menos hay ocho cuerpos más al interior del inmueble que aún no han sido recuperados

Incendian casino; 53 cuerpos, recuperados

El incendio provocado por un grupo armado en el Casino Royale dejó al menos 53 personas muertas, en el poniente de esta ciudad, informó el gobierno de Nuevo León.

De acuerdo con los primeros informes, el siniestro inició entre las 15:30 y las 16:00 horas en el Casino Royale, ubicado en el cruce de las calles San Jerónimo y Gonzalitos.

El ataque fue presuntamente perpetrado por dos grupos de sicarios de Los Zetas, quienes incendiaron el lugar por el incumplimiento de pagos por extorsión.

La información obtenida de funcionarios del gobierno de Rodrigo Medina, indica que, de acuerdo con las versiones del administrador del negocio, la organización delictiva les exigía el pago de 130 mil pesos semanales para dejarlos operar.

Según las autoridades del gobierno del estado, el comando que atacó el casino, se tardó en realizar el atentando dos minutos con treita segundos, luego que su propietario no pagara la cuota que Los Zetas le habían exigido.

Los dueños
El establecimiento está registrado ante el municipio de Monterrey con el nombre de las empresas Atracciones y Emociones Vallarta SA de CV y CYMSA Corporation SA de CV, cuyo representante legal es Enrique Hernández Navarro.

De acuerdo con los registros del ayuntamiento de Monterrey, el consejo de la empresa lo conforman los empresarios Rodrigo Madero Covarrubias, así como los hermanos José Francisco y Ramón Agustín Madero Dávila.

Ellos son primos hermanos del ex presidente municipal de Monterrey Alberto Madero Quiroga, quien fungió como alcalde de 2006 a 2009, y permitió la operación de dicho establecimiento.

El permiso para operar el casino fue otorgado en 1992 por Fernando Gutiérrez Barrios a Rodrigo Aguirre Vizzuet, hijo de Ramón Aguirre, pero aseguró que desde hace cuatro años está desligado de la empresa.

Ahora se sabe que el dueño del Casino Royale es Raúl Rocha Cantú.

Las indagaciones
De acuerdo con las primeras investigaciones de las autoridades locales y que le han dado vista a la Procuraduría General de la República (PGR), el incendio del inmueble fue por falta de cumplimiento de la cuota establecida por el crimen organizado.

Según versiones, el grupo de sicarios —integrado por entre 13 y 16 personas— incendió el lugar sin que fueran detenidos por guardias de seguridad privada.

Las investigaciones precisan que los sicarios llegaron al Casino Royale en cuatro vehículos, entre ellos un Mini Cooper, una camioneta Suburban y y Atos, de los que descendieron los sicarios. Entraron al inmueble entre seis y ocho de ellos, quedándose en la puerta otro grupo que sirvió de resguardo y protección.

Testigos afirmaron que en el lugar se encontraban alrededor de 100 personas, entre personal del casino y clientes, por lo que al ingresar el comando con galones de combustible se desató el pánico entre la gente que empezó a buscar salidas de emergencia para salvar la vida.

Las versiones precisan que el grupo de sicarios roció con combustible las máquinas de juego y la alfombra del lugar, y que tras prenderle fuego a todo se retiraron del lugar. El hecho, dijeron, fue sincronizado, ya que los presuntos Zetas alcanzaron a rociar la mayoría de las máquinas de apuestas del casino. El lugar, en pocos minutos, quedó envuelto en llamas y humo.

Las autoridades investigan la versión de que los sicarios, tras incendiar el local, cerraron las puertas el negocio para que nadie saliera.

Funcionarios de la PGR precisaron que colaborarán con las autoridades de Nuevo León para encontrar a los culpables, por lo que se inició un acta circunstanciada, ya que se tiene la versión de que los administradores del Casino Royale pagaban una cuota a miembros del cártel del Golfo; sin embargo, la organización delictiva de Los Zetas les exigían una cantidad superior.

En busca de víctimas
Con ayuda de retroexcavadoras, personal de rescate intentó derribar el muro de la fachada del casino para liberar el humo dentro del edificio.

Algunas personas que se encontraban dentro del establecimiento salieron por la parte trasera, a través de cuerdas, hacia un estacionamiento contiguo.
Personal del Ejército y de las policías estatal y municipal rodearon la zona.

A lo largo de la tarde y noche, el número de víctimas fatales se fue incrementando hasta llegar a la cifra de 53, que fue confirmada por el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina.

Además dijo que la cifra aún no es definitiva y que hay cadáveres en el establecimiento.

Hasta anoche se había identificado a 35 mujeres y diez hombres de los 53 cadáveres; faltaban ocho por ser identificados. Los cuerpos ya fueron trasladados al anfiteatro.

Operaba con un amparo
El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, lamentó los hechos y dijo que la tragedia pudo haberse evitado, luego de que su administración clausuró el centro de apuestas en mayo pasado, debido a irregularidades detectadas en su operación.

Sin embargo, agregó, a finales de ese mismo mes, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo ordenó retirar sellos de clausura, por lo que el Royale siguió en operaciones bajo amparo.

Calderón viaja a Monterrey
Ricardo Medina, gobernador de Nuevo León, confirmó esta mañana que el presidente Felipe Calderón estará en Monterrey a fin de sostener una reunión de evaluación y para visitar a familiares de las víctimas.

Pánico y desesperación
Entre el humo negro que se colaba del edificio del Casino Royale, varias personas salían corriendo. Lloraban por la gente que se quedó tirada en la alfombra sin que ellos pudiera saber si estaban vivas o muertas.

“Adentro reinaba el caos. No se podía ver. Además el humo asfixiaba. Algunos no alcanzaron la salida y se derrumbaban a pocos metros de la puerta”, narraban, entre lamentos, las personas que lograron salvarse.

Otras, ya fuera de peligro, platicaban que escucharon detonaciones y se tiraron al piso. “Minutos después, que parecían interminables, algunos logramos incorporarnos y huir de establecimiento”.

Una mujer describe el infierno que se vivió en el Casino Royale: “muchos clientes quedaron pisoteados cuando se desató la estampida de decenas de personas al tratar de salir por una de las pequeñas puertas de emergencia del inmueble”.

La mujer, de aproximadamente 30 años, había sido dejada en la casa de apuestas unos minutos antes de la tragedia por su esposo para festejar un cumpleaños, relató que muchas personas pudieron huir del fuego por las puertas principales.

Sin embargo, explicó que al aumentar las llamas la mayor parte de los asistentes y empleados no lograron salir y se fueron a la parte posterior para escapar por las puertas de emergencia, que de acuerdo a otros testigos estaban bloqueadas en su mayoría.

La sobreviviente del atentado coincidió que el atentado fue orquestado por un comando que roció combustible en el exterior, en el interior y las máquinas del casino.

“Todos quisimos salir al mismo tiempo, pero muchos empujamos y caímos al suelo”, dijo llorando la mujer.

“Yo sólo escuchaba las explosiones y corrí para salvarme, estaba en la zona de bingo”.

El Alacán Jiménez busca a familiar
El ex futbolista profesional Alfredo Jiménez, quien buscaba a un familiar entre las víctimas del incendio en el Casino Royale, aseguró que “hay que checar el reglamento de Protección Civil, ya que no creo que las salidas de emergencia estuviera en orden”.

“Estoy en busca de mi cuñada. No aparece. Ya nos dijeron que hay que ir al hospital universitario a donde están llevando a los heridos”, dijo.

El Alacrán Jiménez, como se le conoció en su paso por los Rayados y los Tigres, fue testigo del ataque al Casino Royale.

Por la noche, el edificio amenazaba con colapsarse y dejar bajos escombros los restos de más cuerpos.

Llamado urgente
A las 23:00 horas de ayer, a través de una llamada telefónica, se informó que el presidente Felipe Calderón contactó a los principales líderes de partidos, parlamentarios y empresariales para revisar la situación de seguridad del país.
Sin referirse en concreto al atentado en Monterrey, Los Pinos informó que Calderón conversó con el líder del PRI, Humberto Moreira; con los líderes parlamentarios priistas Manlio Fabio Beltrones, y Francisco Rojas, así como con los perredistas Carlos Navarrete y Armando Ríos Piter.

Las llamadas fueron “para compartir información y cerrar filas contra la inseguridad”.

También platicó con el ministro Juan Silva Mesa; el titular del CCE, Mario Sánchez; y el dirigente del PAN, Gustavo Madero, entre otros.

Disputan la plaza a sangre y fuego

El cárteles del Golfo y Los Zetas mantienen una lucha constante por lograr el dominio del estado de Nuevo León, ya que representa uno zona estratégica para la operación del trasiego de droga y actividades ilícitas.

Tras el rompimiento entre las dos organizaciones criminales en febrero del año pasado, los municipios de Nuevo León son disputados por las organizaciones criminales, por lo que mantienen enfrentamientos constantes.

Considerada como una “Zona de Guerra”, por las organizaciones criminales, los enfrentamientos, las ejecuciones, los narco bloqueos, los levantones, las extorsiones y secuestros perpetrados en contra tanto de autoridades locales, como de comerciantes, empresarios y de la sociedad la población civil ha provocado que las familias vivan en esa entidad un permanente estado de sicosis.

Desde marzo del año pasado, las organizaciones delictivas del Golfo y Los Zetas, han realizado acciones de desestabilización social para infundir temor no sólo entre la población, sino a los miembros del grupo contrario.

Las acciones en contra de autoridades y de la población comenzaron con los llamados narcobloqueos, donde las organizaciones criminales comenzaron a despojar de sus vehículos a quienes circulaban por avenidas importantes, incluyendo camiones de pasajeros para bloquear accesos e impedir que el Ejército pudiera detener a miembros del crimen organizado.

Tras esos hechos, comenzaron a registrarse diversos enfrentamientos entre los grupos criminales en disputa y en contra del Ejército, lo que ha provocado entre la población temor, y ha desatado el éxodo de familias de alto nivel económico y empresarios hacia Estados Unidos.

Calderón: fue un acto aberrante de barbarie

El presidente Felipe Calderón manifestó su solidaridad con las víctimas del ataque en el Casino Royale, de Monterrey, Nuevo León, hecho que consideró un aberrante acto de terror y de barbarie.

“Estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales sin escrúpulos. Todo el apoyo a Nuevo León”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Con profunda consternación expreso mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas de este aberrante acto de terror y de barbarie.”

Por su parte, el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero, señaló que la tragedia no quedará impune y que los responsables pagarán por los actos de barbarie cometidos.

“A la sociedad de Monterrey les reitero que el presidente Calderón, no los dejará solos, que su gobierno, las fuerzas del orden federal seguirán presentes, que nos los abandonarán en su lucha contra los delincuentes”, prometió.

En un mensaje desde Los Pinos, el vocero gubernamental en materia de Seguridad dijo que no sólo es responsabilidad del Ejecutivo combatir al crimen, sino también al Legislativo y al Poder Judicial, así como a los gobiernos locales.
“Es muy urgente que todos hagamos todas las tareas pendientes que tenemos en materia de seguridad desde todas las aristas para poder detener de una vez por todas a estos delincuentes sin escrúpulos”, expresó.

Manifestó que el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, se trasladó a Monterrey para reunirse con el gobernador Rodrigo Medina y establecer acciones de apoyo a los afectados.

A la par, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) condenó el atentado registrado ayer en la tarde en el Casino Royale.

“La Conago reitera su profunda solidaridad con el Gobernador Rodrigo Medina y con el pueblo de Nuevo León”, se expresa en un comunicado.

El presidente en turno de la Conago, Marcelo Ebrard, llamó a trabajar de manera conjunta entre los gobiernos estatales, el federal y políticos de nuestro país para seguir combatiendo a las bandas del crimen organizado.

El PAN también lamentó el ataque ocurrido en el casino Royale de Monterrey, y se solidariza con los familiares de las víctimas que fallecieron en este acto aberrante para la sociedad mexicana.

El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, se sumó a la condena de los hechos violentos ocurridos en Monterrey.

CNDH respaldará a víctimas
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos abrió un expediente de atención victimológica de oficio por los hechos ocurridos en un centro de juego en Monterrey, Nuevo León.

Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la CNDH, se comunicó con Minerva Martínez Garza, presidenta de la comisión estatal respectiva, para coordinar acciones en apoyo de las víctimas, asegurarse de que cuenten con atención médica y sicológica, orientación jurídica y acompañamiento, informó la Comisión en un comunicado.

“La CNDH nuevamente hace patente que la inseguridad que impera en el país obliga a los servidores públicos encargados de cumplir y hacer cumplir la ley, llevar a cabo acciones preventivas que protejan a la sociedad y eviten exponerla a cualquier acto de violencia.

“La Comisión Nacional estará pendiente de las acciones que realicen las instancias competentes para atender a las personas agraviadas.”

¿Cuantas frases y palabras de cajón encuentran?
“Con profunda consternación…..”
“….mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas…”
“… condena….”
“… no quedara impune…”

yada-yada, bla-bla..
Same ol´, same ol´.

One Comment leave one →
  1. melissa permalink
    septiembre 7, 2011 10:01 am

    Que feo todo lo que esta pasandole a Mexico. cuanta gente inocente esta pagando. muy mal Calderon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: